CSDW ASOCIATE SOCIO
quemas prescriptas may 2022 - 737x125.png
Municipalidad 20210405 - 400.jpg
Reciclados Lucia
lo de beto
el centro f5 - lalo furch.jpg
Carlos Kisner 200
qr_img app wini com ar.png
  • Fernando “Catuto” Ojeda

Una charla con el panadero Raúl Pascual

La panadería “El nuevo sabor” ya tiene 32 años de vida, brinda panes, facturas, masas finas y tortas en nuestro pueblo Winifreda.

- Cronista: Fernando “Catuto” Ojeda.-


La panadería se encuentra en la esquina de la Avenida Raúl Alfonsín y Sarmiento, a pocos metros del Banco Nación, a dos cuadras de la Plaza San Martín. Raúl Pascual tiene 63 años -que nació en Winifreda el 2 de julio de 1959- junto a su esposa María del Carmen Fridel (59 años) y su hijo Emiliano (35 años), son los responsables de “El nuevo sabor” en nuestro pueblo. Por otro lado su hija mayor Pamela (41 años) es profesora de Lengua Inglesa, Gabino (37 años) es veterinario, y Axel (25 años) estudia abogacía. Emiliano además de trabajar en la panadería también se ocupa de su gimnasio.


_Nosotros hace 32 años que estamos con la panadería, hacemos además de los panes, facturas, tortas, todo lo que es masa de hojaldre, panes de hamburguesas, arabitos, es bastante alta la cobertura. Los panes que hacemos son, el pan francés, los miñones, felipitos, trincha, galletas, galletitas chiquitas.

_ ¿Cómo es el proceso de producción de ustedes?

_Arrancamos con la producción de pan a la mañana, a las 9 de la mañana arrancamos con todo lo que es panificado, durante la mañana realizamos todo lo que es panificado, eso queda guardado en la estufa y se hornea a la madrugada, 4:30 o 5 de la mañana se arranca a hornear. A la tarde hacemos lo que es factura, pre pizzas, para tener tiempo. El tipo de horno con el que trabajamos es el rotativo. El horno es eléctrico en cuanto al funcionamiento de los motores, pero el quemador es a gas. En su momento fuimos lo que comenzamos con horno rotativo acá en Winifreda. Cuando nosotros empezamos las panaderías tradicionales eran Formiglia y Núñez que todavía vivía Isidro Núñez.

En el proceso de producción estamos con mi señora y Emiliano.

_ ¿Cómo fue que pensaron en abrir una panadería?

_Lo pensamos como una alternativa más de trabajo. Era una época difícil, vimos que la panadería era un rubro en el que nos podía ir bien.

_ ¿En tu familia hubo alguien relacionado con el oficio de panadero?

_No como panadero. Pero yo viví una época varios ahí donde luego fue de Formiglia. Esa panadería antes de Formiglia fue de mi papá, de Vara y de Turello. Pero mi viejo no era panadero. Solo que eran los que administraban dicha panadería. Yo vivía en la casa de la panadería, me crie ahí de los 8 a los 12 años aproximadamente. Es decir es la panadería “El Indio” que ahora tiene Oscar Rihl. Es decir que fue de Dal Santo primero, luego fue de la sociedad Pascual, Turello y Vara. En la panadería estaba Bonini que era el Maestro de Pala, que era de Eduardo Castex, Francisco Reinhardt, que después se fue a vivir a Santa Rosa, Oscar Peralta (Pachacho), que después el siguió con Formiglia. Yo era chico, todavía el ferrocarril estaba a full, el jefe de estación era Giménez que era amigo nuestro, en si todos éramos amigos porque era un pueblo chico. La estación de ferrocarril trabaja muchísimo. La cosa que yo vivía adentro de la cuadra, miraba todo como se hacía, yo me acuerdo clarito como se trabajaba. Venían a trabajar a las 12 de la noche. El Maestro de Pala tenía su pieza ahí, al lado de nuestra casa.

_Y más allá de tu memoria de aquellos años ¿ustedes tuvieron que hacer alguna capacitación cuando deciden abrir la panadería “El nuevo sabor”?

_Si, vino un hombre que nos dio técnicas de cómo trabajar, y después hicimos varios cursos en la firma “Calza” que es la fábrica de los productos de panadería. Todos los de la familia estamos capacitados para desarrollar cualquier tarea de la panadería. Tanto mi señora como Emiliano.



Como en tantas otras panadería en “El nuevo sabor” hay una familia que se ocupa de hacer el pan, comercializarlo, toda la familia está preparada para cada una de las etapas de la producción y de hacerlo llegar de la mejor manera a sus clientes, a los vecinos, al pueblo y sus visitantes.


_Raúl comentanos un poco la variedad con la que cuentan en masas finas, facturas y tortas

_Bueno por ejemplo tenemos “El churrinche” que es masa de hojaldre, después en masa de hojaldre tenemos las Palmeritas, cañoncitos. Todo lo que es hojaldre lleva mucho más manteca que la masa de las facturas, triplica la cantidad de manteca, es una masa que lleva frío para prepararla, hay quienes la preparan en el acto y quienes no, es una masa mucho más refinada que la de factura. El churrinche coincide con el nombre del pájaro pero no se lo pusimos nosotros al nombre, ya lo tenía. Después hacemos tortas como Kuga, Ochenta Golpes, las Ochenta Golpes la hacemos con dulce de membrillo, batata, a veces nueces, pasas de uva, depende también el gusto de quienes la encargan. En facturas hacemos alrededor 12 tipos de facturas; por ejemplo tenemos moñitos, los vigilantes, solos y con diferente tipo de dulces, con crema pastelera y dulce, las tradicionales tortitas negras, rosquitas, media luna. La tortita negra es un clásico de toda la vida, hay quienes la hacen con la masa de pan, nosotros la hacemos con una mezcla, tanto la tortita negra como las rosquitas son un clásico. Me acuerdo que la rosquita se hacía con semillas de anís. Antes junto con estas estaban las medias lunas y los vigilantes. Eran las únicas facturas que había antes, no había las variedades que encontramos hoy. Antes también había tortas de chicharrón. Hoy no se puede hacer porque ya no se consigue chicharrón, no hay quienes en las carneadas preparen chicharrón. Los que hacen el chicharrón es para consumo propio, casualmente esta semana estuvo un hombre que me dijo ellos todavía hacen en las carneadas, pero es para consumo propio. Después hacemos bizcochitos de grasa. También hacemos pre pizzas. Tostadas, pan rallado, y como anexo tenemos fiambre y helados, para sacar del apuro a los clientes.

_ ¿Trabajan el pan de miga?

_No, el pan de miga no lo trabajamos. Para el pan de miga hay que tener la rebanadora de pan y después la cortadora de pan. Y la otra cuestión fundamental son los tiempos, y no nos dan los tiempos con lo que ya hacemos.

_Comentanos sobre las ventajas de dedicarte a este oficio, a esta profesión.

_La ventaja es que por ahí en los peores momentos económicos, el pan siempre se consume, se vende, y a veces se incrementa más también. Pero es un trabajo sacrificado. Son muchas horas, que se paga con salud. Te saca mucho tiempo, hay que ir cambiando a veces los tiempos, no siempre uno puede hacer algo que le gusta, por decirte algo, salir a andar en bici, ir un ratito al gimnasio que es algo que por ahí uno necesita, o simplemente tomarte un rato para vos.

Respecto de la organización de la panadería Emiliano está capacitado para manejar la panadería solo, y hoy es el que sale con el reparto por los almacenes y súper mercados del pueblo.

_ ¿Qué tipo de pan elegís de las variedades que ustedes realizan, cual es el pan que más te gusta a vos?

_Y depende, voy cambiando. Cómo uno lo tiene a discreción, a mí particularmente me gusta el pan grande, que es el pan francés. Es el que más miga tiene, no debería pero es el que más me gusta. (Raúl sonríe al contarlo)

Raúl la última palabra es de ustedes los protagonistas de estas notas…

_Gracias a todos los clientes que nos acompañan desde el día que abrimos, a los que se suman. La panadería está en la esquina de la avenida Raúl Alfonsín y calle Sarmiento.

Una linda ubicación


_Sí, una linda ubicación, está muy lindo acá, en realidad todo el pueblo está muy lindo. Yo acá lo observo. Los sábados a la tarde nosotros estamos un rato afuera, y viene gente, la gente que viene de afuera para y nos dicen “qué lindo que está el pueblo, que lindo que es Winifreda, muchos te lo dicen, mucha gente. Es un pueblo que a la par de muchos pueblos, este pueblo no se quedó, porque hay otros pueblos que se han quedado. Este es un pueblo que creció, eso se ve. Porque antes que yo recuerde, el pueblo llegaba hasta la gomería de José Petengaizer, un poquito más que era el cruce de las vías, donde la locomotora hacía el cambio de vía, y un poquito más donde estaba el otro cambio. Después para allá atrás estaba Prían Adrover, Adelina Altuna y alguna otra casita y ya no había nada después, era todo montecito y hoy hay casas, Winifreda ha crecido mucho. Antes siempre contábamos 9 cuadras por 5, pero en ese trayecto había baldíos, manzanas desocupadas. Hoy esas manzanas ya no están desocupadas.


Raúl Pascual adelantó que Panadería “El nuevo Sabor” va a producir pan de salvado y también en poco tiempo el pan para celíacos.

Antes de despedirnos pudimos saber que Raúl Pascual es uno de los winifredenses que disfruta con un grupo de amigos de la aventura de salir a recorrer rutas y paisajes de nuestro país, de nuestra provincia en moto. Pero esa es otra historia…


cew - publi.jpg
ACA Publi 250.jpg
Antartida Seguros
chichilo viale.jpg
fj rodriguez 200.jpeg
¿Cuál es tu opinión de ésta noticia?