top of page
publi chica.jpg
banner_INCENDIOS_737x125.gif
publi chica 2.jpg
Reciclados Lucia
lo de beto
fabricio fischer - 400.jpg
Carlos Kisner 200
qr_img app wini com ar.png
  • Fernando “Catuto” Ojeda

Jorge “Baluca” Isa. Un winifredense con mil historias…

Jorge “Baluca” Isa, nació en Winifreda hace 83 años, un 17 de enero de 1940. Su mamá fue María Amado, a quien le decían Susana, y su papá Isa Esbir Isa. De ese matrimonio nacieron 8 hijos, Baluca el 4to hijo.

Cronista: Fernando “Catuto” Ojeda


Jorge comienza aclarando que su apodo es con "b" larga, es decir que este cronista estuvo equivocado en otras oportunidades.


_El apodo me lo puso Carlitos Legnani, por Jorge me conocen poco. Nosotros somos 8 hermanos…


Baluca me nombra a sus hermanos y hermanas, Barcat, Esbir, Naifi, Miguel (El Laucha), Mabel, Juan Domingo, Alberto (Lelo).


_Vos sabés una cosa “el Lelo” y Hugo fueron a la escuela juntos y después estuvieron juntos en Córdoba cuando se fueron a estudiar, el Hugo es como si fuera de mi casa, estaba todo el día con nosotros.


Jorge aclaranos algo…viste que por ahí aquí en el pueblo hemos tenido la costumbre de decir...los turcos Isa…pero el tema es que ustedes son árabes ¿no?


_Si nosotros somos árabes, pero no sé bien de que parte. En realidad lo sabía pero ahora no lo recuerdo más.


¿Cómo era el Winifreda de antaño, de aquellos años en que vos eras un pibe?


_Bueno mi casa por ejemplo era una casa humilde de adobe, del lado izquierdo de la mueblería de la Nuri -su prima es dueña de Mueblería Sol de Mayo-, mi mamá tenía una tienda, era Tienda Susana. Mi papá tenía mueblería con mi tío que fueron socios muchos años. Después nos hicimos grandes y vino la división. Después pusimos una heladería, “El Paraíso” que estaba en frente del Tito Beck. Al principio esa heladería la atendíamos entra las dos familias, pero después de la división la heladería quedó para mi papá y para mí.


Entonces Jorge, Heladería “El Paraíso” quedaba a la izquierda de lo que hoy es Farmacia Santa Teresa, sobre la calle Sarmiento, donde hasta hace unos años vos tuviste tu mueblería.


_Si yo estuve muchos años con la mueblería.

Edificio actual donde funcionaba la Heladería "El Paraiso"

Contanos un poco más de la heladería El Paraíso…


_Bueno la heladería tenía una puerta de vidrios partidos, eran vidrios de colores, era una puerta muy bonita. Las heladeras eran especiales para helado, pero no eran como las de ahora. Nosotros habíamos comprado una heladera de 8 tubos, con una campana. El helado lo preparaba yo, eran helados caseros, se compraban los productos, la leche me la traían a la mañana porque todos los helados se hacían con leche, y era mucho trabajo porque había que hervir la leche y después preparar el producto, dejar que se enfríe para la campana porque era una campana bajo cero, una campana que daba vuelta con una mecha y con una paleta, cuando se hacía, sacaba el helado y los pasaba a los tubos de acero. Había un motor que enfriaba del otro lado. Había de todos los gustos. Había helado de agua también. Los helados siempre los vendíamos en cucurucho. El plástico sólo se usaba cuando la gente iba a tomar de noche a la heladería. Eran vasos de plástico o de vidrio. Porque en la heladería El Paraíso poníamos sillas y mesas para que fueran a tomar ahí. También servíamos bebidas, cervezas, cañas, ginebras.


Además pensá, antes casi todos los hombres trabajaban en hombrear bolsas, y los bolseros tenían los aguateros, porque le decían así a los que buscaban la bebida, y ellos eran los encargados de llevar la bebida y ahí que tomaban…cervezas, cañas…nosotros vendíamos más o menos 20 cajones de cervezas por día. Un laburo pesado, pensar que antes los bolseros buscaban a ver quién era el mejor, subían el burro y apilaban todas esas bolsas para ver quién era el mejor. Entonces el chacarero descargaba y les dejaba la propina a los bolseros, y con la propina que juntaban a cada rato aparecían los aguateros y llevaban, pomelo con vino, caña con hielo, cerveza. Después cuando terminaban de laburar, los bolseros no se iban a la casa directo, pasaban y se quedaban en mi negocio –licencia para el cronista, los bolseros salían de laburar y se quedaban en el paraíso a disfrutar de las mieles que brinda una cerveza fresca, de esas que transpira el vidrio-, que fuerza que tenían capaz que se iban a dormir a la una de la madrugada y a las 6 de la mañana ya estaban de pie.


Bueno también es cierto que muchos aguantaban tantas horas porque estaban bajos los efectos del alcohol…


Además de Hugo Villalva también supe la otra vez que Guillermo Funes fue tu amigo desde tempranos tiempos…


_Si pero con Guillermo nos hicimos amigos cuando ya entramos en la juventud, porque Guillermo vino de Acha.


¿Dónde se juntaban ustedes, como eran sus momentos de salir a divertirse?


_Acá como en otros pueblos no había muchas posibilidades de salir a divertirse, la vida de los pueblos muchas veces era ir los boliches (bares en los términos de hoy). Los domingos era salir al monte, con 40 grados de calor, a juntar piquillín y tomar mates. Todo el pueblo iba a buscar piquillín porque no había otra cosa. Muchas mañanas los hermanos mayores se iban al monte a hacer un picnic, y nos llevaban a nosotros que éramos los más chicos. Sabes que hacía, jugaban a Tarzán y esas cosas, y ya eran grandes. Hoy si se los conta a los pibes de hoy no lo pueden creer y se ríen. Al mote que íbamos era al monte quemado, al monte del Tolo Adrover.


En lo que respecta a las salidas, el clásico de los pueblos era ir a las confiterías, un clásico boliche era al lado de Prián, viste la esquina donde Prián tenía el negocio, bueno ahí al lado había un bar grande y había 3 billares, y después todo era naipes antes, y era lo único que había. Ahí después fue el “Ta Te Ti”. Una de las costumbres era ir a tomar el vermut, el Cinzano, Gancia, con una picadita, a la mañana una y a la nochecita otra. Y la gente se quedaba después a jugar o al billar o a los naipes. Todo duraba hasta las 12 o 1 de la mañana porque después se cortaba la luz de la calle, y eran tres pestañadas de que se apagaba la luz.


Después cada quien tenía su grupo de amigos, y allá íbamos a tomar mates y a seguir juntos. En el grupo mío estaba Juan Kloster, “Caito” Legnani, Hugo Álvarez, “El Gordo” Albano, y bueno había una costumbre…no era robar una gallina pero era una costumbre que por ahí sacábamos una gallina a algún gallinero, porque antes había muchos gallineros, y después nos hacíamos una gallina con tuco.


Baluca sonríe, ríe con timidez y picardía sobre aquella vivencia, disfrutamos con el su humor de antaño.


Bueno Guillermo Funes me hablo de esas juntadas, y fue él quien me dijo que vos fuiste el primero que lo invitó a ir al famoso Casino del Guillo Sanso…


_Si el famoso Casino, ahí iba todo el pueblo. Guillermo Sanso era un tipo muy inteligente. Sabía de fútbol, de política, había estado trabajando en Buenos Aires y sabía de todo. Así que ahí íbamos todos. El Guillo fue el que armó el Cuna y Barrio. Yo fui parte del Cuna y Barrio, yo jugaba de 4. Después jugué en 3era, siempre en 3era, donde también jugaba de 4. Antes de que venga Carnicero estuvo Pepe Mermilá, estuvo Manuel “Vizcacha” Roldán. Algunos de los jugadores con los que jugué es el Tucho Biglia al arco, Maidana Ponce, también estaba Manuel Fischer, los Caces, El Lona era bueno cabeceando, era goleador, Hugo Leguizamón que murió, Carlitos Miller ya jugaba en primera, era muy buen jugador, Edgardo Borio, Carlitos Alejo también jugaba, Carlitos tenía la costumbre de pegarte un escarchazo con el fútbol cuando te iba a marcar. Un día me dio bronca y lo corrí hasta la cervecería.


Equipo de "Cuna y Barrio"

Baluca ríe al recordar, y continúa


_Carlitos era un tipo que le gustaba mucho hacer chistes, jodas viste. Un día vino uno a jugar que no lo conocía a Carlitos, y ese que vino jugaba en contra de Carlitos, entonces mirá lo que hizo Carlitos, le dice ‘tocamela y correte’ el tipo se la tocó y Carlitos cuando la toma a la pelota sale al gol… -ríe Baluca al contar ello- Así era Carlitos, siempre estaba tramando algo. Él era otro compañero de ir a los boliches.


Baluca recorre sus vivencias…


_Sabés Ojeda, la plaza antes tenía muchos árboles, más que ahora, igual sucedía con la gente, antes en la plaza uno encontraba mucho más gente que ahora. Cerca de la plaza estaba el Boliche de Luchesi. También estaba la Beningna con otro boliche. La Terminal de ómnibus no estaba, los colectivos paraban en el Hotel Cervantes de José Rodríguez. Después paraban en el “Ta-Te-Ti”. Allá por el 77 nevó, nosotros con Juan Carlos Meyer íbamos a una quinta a jugar a los dados, clandestinamente íbamos, y cuando terminamos de jugar ahí nos encontramos con la nevada. Pero que íbamos a hacer, antes se jugaba mucho a los dados en las quintas. Y por ahí también comíamos algún asado, algún pedazo de chorizo, y pasábamos el tiempo así.


Baluca y su Deportivo Winifreda


Jorge, contame un poco tu relación afectiva como hincha del Deportivo Winifreda


_Y mirá al Deportivo Winifreda lo voy a ver desde los 12 años, lo que más sufrí en mi vida fue hace poco cuando se me produjo una trombosis después de la operación de la cadera. Y bueno, sufrí mucho por no poder ir más a la cancha. Ahora este año creo que voy a volver, los muchachos del club me dijeron que si, que me van a venir a buscar, el mismo presidente Jordán me dijo que me podían llevar. Así que calculo que algunos partidos del Provincial voy a poder ir si ando mejor de la pierna. Para eso tengo que empezar a caminar mucho, hacer caminatas y largar esto (Baluca señala un bastón), por ahí lo hago pero con cuidado.


Jorge de jugadores que vos haz visto, ¿a quienes rescatas, de quienes te acordas como distintos que se destacaban por su calidad?


_Carnicero era buen jugador, Pedro Verde que después se fue a Estudiantes de La Plata y llegó a ser un jugador de la Selección Nacional. El mismo Carlitos Miller, después Villa, Arguello. Daniel Arrebillaga que tuve la suerte de que fuera amigo mío. Porque mirá acá vino la 3era de San Lorenzo a jugar por el pase de él, vinieron a jugar con Winifreda y también con la selección de la Liga Cultural. Estuvieron dos días acá o tres. Era muy buen jugador.

Daniel Martínez, un crack. Sino lo hubiesen lesionado Daniel hubiese sido jugador de Selección Nacional.


Contanos un poco del encuentro que sucedió la otra vez cuando él llega al pueblo y se baja del camión a saludarte


_Y me emocioné mucho, lloré de la emoción. Fue el mejor momento de mi vida. Además de ser un gran jugador, es un buen pibe, muy humilde.


Jorge otra característica que tiene es su clara identidad con River Plate y su buena relación con los jóvenes.

_Sabes a mí siempre me gustó ser amigo de la juventud, hasta hace poco iba al boliche del Joselo, siempre me gustó salir de noche, siempre fui muy nochero.


Hablando de la noche, de los boliches de antes, comentanos un poco cuales eran las bebidas que se tomaban…


_La gente era muy vinera antes, alguna caña fuerte, coñac, ginebra, Hesperidina, Wiski se tomaba también pero poco…


Baluca se toma un respiro, ahora hace tiempo que no va a compartir charlas al banco de la plaza San Martín con Ignacio Martín “El Petiso” y Tucho Biglia, y eso se debe a que muchas veces sus tardes las dedica a la caminata que es parte de su rehabilitación tras su operación de caderas.


Baluca nació en Winifreda y como muchos winifredenses de su generación la partera que lo trajo al mundo fue “Doña Pola” Pelagia, abuela de Alejandra “Maniusa” Naunchuk, otra winifredense del año 40 al igual que Baluca.

_Otro muchacho de nuestra generación es el Basko Inchaurraga, y su padre también le decían Basko y tenía un ramos generales al lado de los Dahir. El Basko –hijo- es un poco más grande que yo. Él se juntaba con Cambá Ponce, porque ahí cerca estaba el conventillo 14 provincias donde estaban los Ponce. Ese estaba frente a la estación de ferrocarril, después hubo otro frente a la plaza. Ese que estaba frente a la plaza era propiedad de mi papá y mi tío.


Después ¿sabes dónde estaba el club? al lado del Banco Nación, ahí se hacían los bailes. Muchas veces antes de ir al baile preparábamos comida en “El Casino” y cuando terminaba el baile nos íbamos a comer ahí. Era otra historia, otro pueblo, otra forma de vivir.


Mira con el tiempo Winifreda tuvo Propaladora que era de “El Coco” Ferrero, de su hermana y también Matías Obert. Pasaban música y propaganda, empezaba de mañana, capaz que cortaban a las 12 y a la tarde volvía a andar, el día que no empezaba era porque había muerto alguno. Pasaban todo tipo de música pero lo que más se pasaba era tango. Del tango lo más grande es Gardel, no vuelve más un Gardel. Parecía que el sucesor de Gardel iba a ser Hugo del Carril pero no llegó. Otro que me gustaba era Castillo, arrabalero era y médico. Acá estuvo en Winifreda en el galpón del ferrocarril. Yo lo fui a ver, fue algo impresionante. Se llenó. Castillo fue muy amigo del Doctor Baldovino, el papá de “Pina”. El Doctor Baldovino gran hincha del Deportivo Winifreda. Buen médico fue Baldovino, médico de pueblo. Eran otros tiempos, otro estilo de vida.


Baluca rememora, hace un silencio y continua recorriendo su memoria futbolera y de pueblo.


_Mirá una vez fui a ver al Deportivo Winifreda a San Martín. Cuando llegamos yo fui al hotel, en el hotel había un hombre que me vio y me mandó a llamar, era Toscano.


¿Sabés quién era Toscano?


No


_Toscano es el hombre que hizo la casa que está frente a la plaza donde ahora vive Germán García. Después hizo la Biblioteca Popular…


Ese señor, fíjate como es la historia, resulta que él en otro momento andaba buscando la foto del mástil grande que había entre la plaza y el parque, a mí me vino a preguntar “El Chapa” López y yo hasta hace poco ni idea donde podía haber una foto así. Pero mirá una cosa, hace unos días una de las chicas que trabajan acá me dijo que Galeano me quería mostrar una foto en la que estamos con un hermano mío, Guillermo Sanso y el Coco Sanso, y se la iba pasar a esta chica que trabaja acá para mostrármela a mí, así que en cualquier momento espero poder tener esa foto.


Bueno Toscano andaba buscando la foto donde se ve ese mástil que fue todo un símbolo del pueblo. Este señor Toscano diseñó el mismo modelo de mástil donde está la estación de ferrocarril.


¿No viste que hay un mástil chiquito? Así era el que estaba entre la plaza y el parque pero era mucho más grande, era inmenso, y ahí se izaba la bandera.


Sabes muchas veces se enredaba la bandera y lo traían a Belke a desenredarla porque Belke era un hombre grandote, había que tener coraje para subir hasta allá arriba. (Aquí es donde el lector puede sentir que está leyendo un cuento de Osvaldo Soriano y hasta puede creer que se está hablando de Colonia Vela. Lo Cierto es que Baluca lo cuenta así y uno como lector de cuentos cree sin pensar más que en la verosimilitud de los hechos narrados)


Baluca en su memoria nos habló de lugares icónicos para la historia de nuestro pueblo, el como tantos es parte de la historia de nuestro pueblo. La historia del pueblo está hecha de muchas historias, en la historiografía clásica suele designarse estas como “microhistorias”. La memoria de los pueblos, es la memoria de sus protagonistas, de sus personajes.

Este Cronista ahora les va a presentar 4 fotos que hacen a la historia de los amigos y del mástil histórico que hubo en medio de las esquinas que conforman la plaza San Martín, la iglesia católica, la escuela primaria y el parque Oscar Rojo.


De Izquierda a derecha: José Oscar “Machi” Montero, Juan Carlos Meyer, Hugo Villalva, Héctor Edgardo “Maidana” Ponce, Jorge “Baluca” Isa, Alberto “Lelo” Isa, Atilio Navarro.


Esta foto fue facilitada por Hugo Villalva. Nos cuenta Hugo que ese día se casaban Berta Herlein y Tito Calvo, ellos estaban allí en la plaza y el fotógrafo Eduardo Wiggenhauser

“El Nenote” les tomó la foto.



De izquierda a derecha: “Gringo” Frank, “Coco” Sanso, Esbir Isa, “Guillo” Sanso, Miguel “Laucha” Isa, esta foto fue tomada en la sede del Club Social y Deportivo Winifreda.



SEGUNDO MONUMENTO A LA BANDERA NACIONAL construido en el país, en la localidad de Winifreda, La Pampa, 7 de julio de 1945. Proyecto realizado por el Técnico Constructor Señor Roberto R. Toscano.



detalle del Texto donde se da fe del Monumento a la Bandera Nacional.

El mundo fue transformado con el ferrocarril y Winifreda como tantos pueblos fue marcado por la llegada y el ritmo del ferrocarril


. El ferrocarril fue vía de comunicación, vía de comercio, de inmigración y también de emigración de los pueblos que hacen a la historia de nuestro país. Winifreda no está exento de ello, más si tenemos en cuenta que la fecha de fundación de nuestro pueblo está ligada a la llegada del ferrocarril a nuestro pueblo (3 de abril de 1915).


Jorge del ferrocarril ¿qué nos podes contar?


_El tren entraba Lunes y Jueves, me acuerdo porque yo iba a buscar el diario. Era un mundo de gente. Antes la gente acostumbraba mucho a ir a ferrocarril, a ver quién llegaba, quien se iba. Porque antes acá no había mucho laburo, y la gente se iba a Buenos Aires a trabajar, de mozo, a las fábricas, y bueno por ahí llegaba de Buenos Aires algún conocido y uno llegaba hasta la estación a saludar. Los pampeanos siempre fueron bien recibidos en Buenos Aires porque laburaban bien y eran buena gente. Acá antes no había trabajo, había mucha pobreza, había mucha miseria, acá cambió mucho después del 45 con la llegada de Perón. Mirá a mí me lo contó un muchacho, ‘Jorge yo antes andaba todo rotoso en el campo, trabajaba de boyero’. Así me lo contó él, ‘el primer mes ya me pude comprar traje, sobretodo’. Bueno ese tipo después venía acá a Winifreda y cuando volvía a Buenos Aires ya volvía no sólo él sino que detrás de él o con él se iba su familia y otras más. Porque cuando la gente veía que en Buenos Aires se podía estar mejor se iban, porque acá había mucha miseria. En Buenos Aires la gente podía vivir bien, el país había cambiado. Acá uno andaba rotoso, cuidando chivas, no llovía nunca. De acá se fue mucha gente, familias enteras. Después con el tiempo cambió.


¿A vos nunca se te dio por irte Jorge?


_No, a mí no. Yo no me pude ir nunca de Winifreda, me tuve que ir ahora que me operaron, no sabés como extrañaba el pueblo.


Baluca sigue mirando fútbol, revindica a Maradona, le gusta Messi y el mismo Pelé que murió.


La final del mundial la vi en lo de Inés donde estaba viviendo antes, ese día comimos un asado. Éramos como 20 personas. Hay gente que no ve fútbol nunca y llega el mundial y lo ve. Me da mucha lástima la muerte de Maradona, murió muy solo, la familia no pudo estar cerca, hubo ahí un grupo de gente que lo rodeo y no dejó que la familia se acerque.


Jorge antes de cerrar la charla con este cronista agrega tres puntos que para el son importantes mencionar.


_Sabés Ojeda, las primeras reuniones políticas del peronismo fueron en la cocina de mi casa, mi viejo fue el primer presidente de la Unidad Básica, nosotros fuimos peronistas de cuna.


Después otra cosa que sucedió en mi casa alguna vez es que se hizo una misa en el patio de mi casa porque en el pueblo todavía no estaba la iglesia católica, nosotros en la familia éramos católicos. Cierta vez mi papá me dijo “sabés hijo, allá en mi país las peleas nunca fueron por política, allá las peleas fueron siempre por religiones…


Bueno otra cosa que te quería contar es que un Domingo el Deportivo Winifreda jugaba contra Sarmiento allá en Santa Rosa. Yo viajaba con Luis Villafañe “El Wichi” viste, bueno la cosa que lo invito a comer, entonces le digo a mi mujer que íbamos con él a comer. Ella los Domingos hacía quepis, cocidos porque a mi me gustaron siempre cocidos. La cosa que ella entonces nos esperaba con quepis, pero pensé capaz que al Wichi no le gustan los quepis, en fin le digo a mi señora que se haga rabioles con pollo y tuco también por las dudas viste. Fuimos a ver al Deportivo contra Sarmiento pero antes claro fuimos a almorzar, ¿sabés que pasó Ojeda? El Wichí se comió todos los quepis, le encantaron (Baluca sonríe y ríe como un niño). ¿Sabés como siguió a cosa después del partido? Cuando llegamos a Winifreda nos fuimos a lo del “Gordo” Rouco y nos tomamos como 2 cajones de cervezas con “El Wichi”. Vás ver, preguntale si se acuerda”


Jorge para darle un cierre a esta charla ¿querés dejarles una palabra a los jóvenes ya que siempre te sentiste cerca de ellos?


_Bueno que les puedo decir, que la juventud la pasen bien, que la disfruten, que tengan mucha suerte, que hagan deportes, que trabajen, que estudien, porque todo es parte de la vida, y que luchen por lo que quieren, que disfruten con todo, porque después el tiempo pasa y hay cosas que si no se hacen en la juventud o con juventud, después no se pueden hacer.


Ahora solo falta festejar tu cumpleaños Jorge…


_Las puertas están abiertas, vengan cuando quieran…



La cuadra donde estuvo la heladería "El paraíso"


En la cuadra donde estuvo Heladería EL PARAÍSO, sobre la calle Sarmiento entre las calles 9 de Julio y Avenida Presidente Raúl Alfonsín supo ser así…


En la esquina de 9 de julio y Sarmiento donde hoy está Farmacia Santa María no había más que un baldío, es decir que a la derecha de heladería EL PARAÍSO no había nada. Frente a la Heladería EL PARAÍSO y haciendo esquina se encontraba la casa de ramos generales García- Gómez –Rouco. Ahora bien si seguimos por la misma vereda de la heladería y al norte como quien va a las vías del ferrocarril o mejor dicho hacia la Avenida Presidente Raúl Alfonsín, se encontraba Don Trofín, luego se encontraba la carnicería de Kwancka. Luego se encontraba la casa de la familia Lipovich y haciendo esquina su tienda. Ya estamos en la esquina de la Avenida Presidente Raúl Alfonsín, cruzamos de vereda y en esa esquina es decir frente a la Tienda de Lipovich, estaba la casa de la familia de Mario Villalva y Ana Quaglia con sus hijos Hugo y Bochi. Como quien se dirige hacia la cancha del Deportivo Winifreda, es decir hacia la calle Sarmiento, después de la casa de Villalva uno se encontraba con el negocio de Kiko Gabellota y su señora Otilia. Luego de ese negocio estaba el ramos generales de Don Miroshnick, luego venía un gran solar con algunas casas donde por ejemplo estaba la casa del Bruja Ponce, papá Rubén Ponce. Y luego finalmente llegamos al ya mencionado ramos generales García Gómez Rouco. Frente a esa esquina se encontraba el Hotel y Cine Cervantes de José Rodríguez y en la otra esquina la mueblería “Sol de Mayo”.

Esa era la cuadra del paraíso, donde todos los sueños podían estar albergados en un cucurucho de helado o en alguna bebida espirituosa.



Local de Heladería “El Paraíso” al lado de lo que hoy es el negocio de Susana Arroyo



En la foto se observan los edificios de Hotel y cine Cervantes, y otro edificio de Mueblería “Sol de Mayo”



* Agradecimientos: Al entrevistado Jorge “Baluca” Isa, a Hugo Villalva por su tiempo y por las fotos, al profe Ricardo Galeano por su tiempo y foto, a Claudio Senestro que nos brindó la posibilidad de tomar la foto del monumento a la bandera que se encuentra en el municipio. A cada persona de nuestro pueblo que hacen a estas crónicas. 


Los pueblos somos memorias que se cuentan.



cew - publi.jpg
aca 100 años publi ene 2023 b.jpg
WhatsApp Image 2023-01-26 at 20.07.04.jpeg
Farmacia Vital de Daiana Fernández publi ene 23 - 400.jpg
Dia de la Juventud 12 b.jpg