top of page
banner_QuemasPrescriptas_737x125.gif
parque acuatico winifreda logo nov 2023 - 400.jpg
publi chica 2.jpg
cewtv 300.jpeg
fabricio fischer - 400.jpg
celeste publi feb 23.jpg
Carlos Kisner 200
  • Foto del escritorFernando “Catuto” Ojeda

Gabriel Horacio Grabovsky es “El Gaby”. Electricista del automotor desde hace 23 años

Gabriel (47 años) hace 23 años que es electricista del automotor en nuestro pueblo, Winifreda. Su mamá se llama María Esther Bellendir, su papá fue Horacio Grabovsky, tiene una hija llamada Xiomara de 19 años y estudia en la Universidad Nacional de La Pampa. Gabriel tiene una hermana llamada Norma Viviana (54 años). Tiene 5 sobrinos, “Jamaica” Leandro, Ayelén, Maxi, Martín, y Diego.

Cronista- Fernando “Catuto” Ojeda.


¿Cómo fueron tus comienzos Gabriel?

_Bueno yo cuando dejé de estudiar en el Secundario a principios de 2° año, más o menos en el año ’90, y me fui a trabajar con “Tito” Fridirich en chapa y pintura. Con él estuve hasta el año ’96 más o menos. Un día cae “El Cholo” Minutta, el aviador, cae con un trabajo para la camioneta. A partir de ahí se hizo cliente del taller, y comienza una amistad con “El Cholo” viste. La cosa que labure todo el ’96 en el taller y se vino la campaña de Soja que es en el mes de enero. Y “El Cholo” tenía que fumigar, y me ofrece a laburar con él en esa campaña de Soja. Entonces hablo con “Tito” y me voy a hacer la campaña con “El Cholo”. Así fue que laburamos juntos hasta que terminó la campaña en febrero más o menos. Yo hacía apoyo logístico con la camioneta, hacia bandera. Por ejemplo el cada tanto tenía que bajar y aterrizar en la ruta a cargar combustible y ahí estaba yo con la camioneta y el combustible y claro los agroquímicos. Es decir lo abastecía y por otro lado le hacía bandera. Un día estábamos tomando mate en el hangar, había sido una buena campaña y me dice, ‘sabés tendríamos que abrir algo’, para laburar me decía viste. Primero había tenido la idea de abrir un local para limpiar radiadores, así fue que fuimos a Santa Rosa. Fuimos a ver locales a ver cómo se laburaba. Cuando volvimos me dice, ‘No esto no va a andar. Vamos a abrir un lavadero’. Así que fue habló con el Tito, sino le interesaba abrir un lavadero en el terreno de él. Al Tito le pareció bien la idea. Así fue como se abrió el lavadero. Se compró una hidrolavadora a vapor que en ese momento no había en Winifreda, se compró una aspiradora grande, todos los productos y así arrancamos. Ahí estuvimos ‘97, a fines del ’97 se viene de nuevo la campaña de Soja así que me quedé laburando solo ahí en el lavadero. Ahí estuve laburando hasta el año ’99. Yo por mi lado quería estudiar hacer algo con lo que siempre me gustó, electricidad del automotor. Ya para esto venía haciendo unos laburitos, tengo un par de anécdotas para contar (Gabi ríe al evocar dichas anécdotas). Así fue que un día voy a la E.P.E.T a averiguar porque sabía que ahí daban cursos de noche. Hablé con el Director de la Escuela, no recuerdo bien el apellido, creo que en ese momento era Ferrando. Él me dice que los cupos estaban completos. Y me pregunta de donde era y le digo de Winifreda. Entonces me dice que iba a ser difícil que pudiera tener cupo, pero que ni bien se liberara uno podía yo entrar pero tenía que seguir yendo cada semana a ver si se liberaba un lugar. Estuve yendo por ese lugar como 3 semanas hasta que un jueves me dice ‘la verdad que te veo con interés de hacer el curso voy a ver si puedo hacerte entrar’ y a la otra semana pude entrar. Esa vez me llevó Claudio Kisner, mi mejor amigo. Esto fue en 1999, así fue que durante el día yo trabaja en el lavadero y por la tarde me iba con el profesor Galeano porque en esa época Galeano trabajaba en Santa Rosa y llevaba gente, y a la vuelta también volvía con él. La realización de ese curso fue de un año. En el año 2000 mi viejo me da la posibilidad de abrir mi taller en este galponcito chico y me dio una mano con la compra de las herramientas y así abrí acá. Eso fue más o menos en abril del año 2000, así que ya son 23 años.


Gabi me llama la atención esa fosa que tenés ahí, ¿esa fosa ya estaba?

_No esa fosa se hizo después. Cuando uno tiene que sacar un arranque, un alternador es mejor tener una fosa. El problema era cuando llovía, hasta que con el tiempo pudimos hacer el techo, porque el tinglado grande lo pudimos hacer después. El tinglado grande lo hicimos en el 2010. Ahora con el tema de la pandemia hice un par de cursos por internet, el curso me lo comentó y me lo ofreció un viajante que pasa por el taller.




Gabi comentanos un poco más sobre cómo es tu pasión por la electricidad del automotor porque hace un rato nos decía que esto te viene desde que eras un niño.


_Si yo de chico que tengo esto, y a mí me llama la atención los cables. Mirá una vez estaba ahí en el taller del Tito y llega Oscar Rainhart. Fue con una Ford marroncita que tenía. A ver si el “Tito” no le hacía chapa y pintura. Así que el Tito se la hizo, cuando ya tenía lista la cabina, llega un día Oscar y me dice ‘che vos sabés de alguien que haga la parte de electricidad’ entonces ahí le digo ¿queres que te la haga? Y me dice ‘¿vos sabés algo?’ Y yo le digo que sí que me doy maña. Así que ahí nomás, saqué todo. Puse todo arriba de una mesa. Con todos los cables pelados, ahí tenía todo. A la nochecita pasa Oscar, cuando lo ve se quería morir (Gabi ríe), y me dice ‘vos no lo armas más a esto’. Yo le digo tranquilo, tranquilo que lo voy a armar. Para esto se habían hecho como las 10 de la noche. Entonces me dice, bueno tampoco vas a laburar hasta tan tarde, déjalo hasta mañana. Y le digo Oscar si esto lo dejo hasta mañana me olvido lo que saqué, y ahí pega un grito ‘nooo’ y se va… (Risas). Al otro día llego y estaba toda la instalación lista, cada vez que compartimos un asado se acuerda y me dice ‘vos sabés que la instalación todavía está bárbara’ y se ríe. Igual yo se lo hice para hacerle un chiste, tenía todo anotado, todo estudiado. Hago todo lo que es electricidad del automotor, de tractores, máquinas…no hago nada de lo que es equipo de música…solo puedo llegar a colocar algún estéreo en los autos. También hago electricidad en máquinas cosechadoras. Cerraduras, levanta vidrios.


Gabriel le puso a su taller “Electromecánica Gabriel” y puede consultarlo al número de celular 2302-555557.

El taller un lugar de amigos

Reloj realizado por Gabriel con parte de un alternador

El taller además de ser tu lugar de trabajo muchas veces se convierte en tu lugar de reuniones con amigos…


_Si, vos sabés que una vez estábamos con mi vieja tomando unos mates acá abajo del aromo, era un domingo a la tarde, ya había fallecido mi viejo. La cosa que le digo, que lindo sería hacer un fogón, con una mesa acá, para comer asados. Y me dice si estaría lindo. Así que lo veo a mi sobrino que es el compañero de mi sobrina, Sergio Meier y le pregunté si no se animaba a hacerlo. Y lo hizo. Marcelo Fridel me obsequió una palanca de un arado viejo y entonces con esa palanca y una vara de hierro se regula la posición del asador sin tener que andar uno regulando la posición a mano. El fogón durante un tiempo tuvo el piso de tierra, y eso después terminaba siendo un pozo. Durante la época de la pandemia me tocó estar aislado una semana y ahí le hice todo el piso con ladrillos al fogón, y a la mesa la revestí con cerámicos. Así es que este también es el lugar donde nos juntamos con los amigos. La otra vez vino el Popeye de Córdoba y me dice, vamos a hacer un asado tranqui, si le digo…después cuando nos juntamos éramos como 23 personas (risas). Después tengo un viajante que cada vez que viene tenemos que hacer un asado. Algunos de los amigos que puedo nombrar así rápido, aunque de algunos me puedo olvidar, pero todos siempre están presentes en mí. Bueno entre ellos se encuentra, el Tito, el Mosca, “El Gordo” Russmann, Pachuli, el Kevin, el Peluche, Jorgito Schwindt, Jorge López, Angelito Llorens, El Tolo, siempre somos alrededor de 20, por ahí se arman diferentes grupos. Hay veces que se arma el toque de música, Fabián Berger con su acordeón, los hermanos Schwaller con sus guitarras, Franquito Schall, Diego Rasch, Carlitos Fridirich, hay más pero ahora no me acuerdo de todos. En realidad no tengo enemigos, gracias a Dios, creo pero bueno (risas).


Los amigos, el asado, y el fútbol. ¿Cómo es el tema del fútbol y Boca?

_Boca Juniors es algo que viene del nacimiento. Lo mismo me pasa con el Deportivo Winifreda. En el año 2012 empecé siendo ayudante. Utilero. En ese momento el DT era “El Pequi” Ponce (Pablo), después se fue “El Pequi” y vino Acheri, más tarde fui utilero con Adrián Wilberger. Después ya me quedé y entré en la Comisión. Hicimos una cena Aniversario. Creo que de presidente estaba “Tito” Calvo, Hugo Testa, Diego Platner, Julio Platner, un montón. Cuando hicimos la Cena Aniversario fuimos a buscar leña en el camión de Julio Platner al campo de Hugo Testa, eso fue al medio día, una vez que cargamos el camión de leña nos comimos un asado en medio del monte, fue un grupo muy lindo. Después hicimos como un grupo de apoyo en el 2015 para organizar el Papi Fútbol, eso fue 2014-2015. Después se hizo futbol durante el año, el DT fue el Chueco Ramírez, bueno después nosotros dejamos la comisión. Y no recuerdo quien siguió después, capaz que ya agarró Héctor Jordán que ya estaba con nosotros trabajando. La verdad que el fútbol es lindo, me hice de muchos amigos.


Es como dice Maradona, el fútbol es el deporte más lindo del mundo.


Gabriel sonríe y muestra los colores de sus clubes favoritos, Boca, el Deportivo Winifreda y la Selección Nacional de fútbol que están en las paredes de su taller.


Gabriel y parte de la comisión de fútbol del Deportivo Winifreda cuando fueron a buscar leña para la Cena Aniversario del club.

Gabriel y ¿el automovilismo te gusta?

_Si, no soy fanático como podría ser alguien ligado al mundo del automotor pero me gusta, veo carreras por televisión, pero lo que más me gusta a mi es el fútbol.


No soy exclusivo hincha de ninguna marca, pero me gusta el Dodge. Carreras fui cuando se inauguró el autódromo nuevo, fui una más y una que se hizo en San Luis.


Gabriel hace un rato nos referiste una anécdota con Oscar Reinhardt, que otra anécdota nos podes contar…

_Una vez estábamos con “El Tito” Fridirich, y viene Enrique Kasper, tenía un Dodge Polara Azul y vino con que le entraba tierra en el baúl. Imaginate, ese baúl era gigante. Tito le dice déjamelo vamos a ver por donde le entra tierra. Yo en esa época pesaba 2 kilos mojado, era flaquito. Le digo a Tito, dame una linterna, me meto al baúl, sácalo para el lado del camino de tierra a Mayer y ahí vamos a ver por donde entra. Quee…habrá hecho 200 metros y no se veía nada ahí adentro. Yo meta golpearle al baúl para que pare, no podía ni respirar, pegó la vuelta. Cuando abrió el baúl yo era un palo tirado lleno de tierra duro con la linterna prendida. Y me dice “El Tito” ¿dónde entra tierra? y le digo no tengo ni idea (risas). Esa quedó para la historia. Después si le pudimos encontrar por donde entraba tierra pero para esto ya habíamos experimentado esa ocurrencia.


¿Hablar del oficio implica pensar en las nuevas tecnologías, como ves eso?

_Si, toda va cambiando, los autos nuevos, los de alta gama ya uno necesita un scanner para trabajar por ejemplo y yo no lo tengo. Bueno eso hace que uno piense en profesionalizarse un poquito más. Creo que está bien que las cosas avancen, creo que si uno se prepara la nueva tecnología es más fácil de manipular que esta electricidad analógica con la que ahora se trabajar. Con un scanner uno puede llegar a muchas cosas. Hay que estudiar, hay que tener conocimiento. Los jóvenes tienen que estudiar. Yo que estudié de un poco más grande me doy cuenta que es muy importante estudiar, prepararse. Ya te digo uno que otro curso hago. Lo que pasa que por ahí no estudio porque tengo que garantizarle el estudio a mi hija y por ahí a mí se me complica. Mi hija estudia abogacía en Santa Rosa, está en segundo año de abogacía.


Gabriel junto a su hija Xiomara y su madre María Esther

Acá en el pueblo somos 4 electricistas del automotor. Está Fastix, Ángel Branca y Denis Monteiro. Nos llevamos bien todos, con el que más trato tengo es con Ángel, lo tengo medio de vecino, siempre estamos hablándonos por algún repuesto, por una cosa u otra, siempre estamos en contacto, una muy buena relación. Es muy importante ser solidarios, poder ser solidario creo que es algo muy bueno. Cuando yo hice el curso me hice de muchos amigos. El profesor que tuvimos ahí fue Hernán Buri. Él trabaja en Calamari y cuando salía se cruzaba a la EPET y hoy no sé sino es el Director de la Escuela. Muy buena persona. De los compañeros que tuve con uno de los que todavía tengo contacto es con Javier Sánchez, estudió conmigo pero después se hizo árbitro de fútbol. Una vez vino y yo estaba de utilero, y le digo ‘más vale que cobres bien hoy loco, porque sino no te voy a regalar una Kuga’ (risas) y le dije eso porque cuando estudiábamos juntos en la EPET mi vieja hizo 2 Kuga que llevé para el asado de fin de curso y de ahí que el quedó encantado con esa torta. Y esa vez que vino a dirigir le gritaba ‘te acordás de las Kuga que te comiste desgraciado’ y el loco se reía. Con él siempre tenemos contacto. La experiencia de la EPET fue muy buena, muy linda, tanto a nivel educativo como a nivel de amistad.


Gabriel y sus compañeros de EPET

Gabriel y otra cosa para resaltar que sos del barrio “Guarda La Tosca”

_Si, mirá cuando salió campeón Guarda La Tosca, con el Baby Bellendir cortamos dos cajas completas de papelitos. Esos papelitos después llenaron la cancha cuando el equipo del barrio jugó la final. Salió campeón, fue una fiesta. La remera que usó cuando fue campeón fue una verde y amarilla que antes había usado Los Mascachapas. Los hermanos Fridel, “Lalo” Furch, Pelisa, el “Gitano” Naab, “El Ruso” Schereiber…


Y vos eras de los que también jugábamos ahí en la canchita, Claudio Kisner…

_Uy si, con Claudio y el Baby andábamos todo el día juntos, el Babito, el Cáncer, todo el día juntos. Ahora los que más juntos andábamos éramos Baby, Claudio y yo. Nos íbamos a la Quinta del abuelo Bellendir, donde hoy está Los altos de Winifreda. Mira acá tengo una foto del equipo de Guarda La Tosca, Sergio Falleti, el Gitano Naab, El Nene Schereiber, Marcel Jouli, Mario Guttlein, Hugo Furch, Lalo Furch, Capelín y Marcelo Fridel, y mirá está Darío Zímmerman que no jugaba pero siempre estaba con el equipo. Me acuerdo que salimos en el camión del Gitano Naab a festejar. La fiesta se hizo en el club, ahí se hizo la foto. Después de chico tuve mucha amistad con el “Nino” Palacios, con el “Papa” Palacios, el “Chaly” Alcántara, una banda bastante importante. Fueron años muy lindos los de la infancia. Ya te digo con el Baby nos íbamos a la quinta del abuelo, allá donde estuvo el horno de ladrillo. Allá íbamos con el Baby a tomar mates y a cuidar las vacas en la calle que la sacábamos a comer pasto. El abuelo Nicolás era buenísimo. Una vez nos trajimos un rastrillo que se usaba para rastrillar los cuadros después de la cosecha tirados directamente de los estribos de una yegua negra que era re mansita. Cuando se enteró el abuelo nos quería matar (risas). Allá íbamos todos los días con el Baby, teníamos un galponcito para tomar mates. Cada vez que paso por allá me da nostalgia, y el Baby también me dice que le pasa eso. Yo si voy hoy me acuerdo de todos los puntos clave de la quinta. Y si uno va para allá atrás todavía están los olmos que rodeaban el galponcito del fondo.


Gabriel en el fogón donde hace los asados con los amigos


Bueno y después tengo acá al compañero que anda todo el día conmigo.


Eso te iba a preguntar ¿cómo se llama?

Este se llama “Flash”.


Flash es el perro de Gabi que parece un colectivo de lo largo y robusto que es.


La charla podría seguir, se hizo la hora del almuerzo y la madre de Gabi dio aviso. Una de las especialidades Kibicles.


Flash, el perro de Gabriel, fiel compañero de trabajo

AUSPICIAN:



Comentários


cew - publi.jpg
aca 100 años publi ene 2023 b.jpg
el abuelo rene - abr 2023 - 400.jpg
plex ago 2023_edited.jpg
cewtv banner.jpeg
¿Cuál es tu opinión de ésta noticia?
bottom of page