top of page
banner_CuidarVidasVerano_737x125.gif
parque acuatico winifreda logo nov 2023 - 400.jpg
publi chica 2.jpg
la tribu publi may 2023_edited.jpg
fabricio fischer - 400.jpg
celeste publi feb 23.jpg
Carlos Kisner 200
  • Foto del escritorCésar Gatica

30 años sin los trenes argentinos…

Hace TRES DÉCADAS, nuestro País le decía: Adiós a los “FERROCARRILES ARGENTINOS”, una empresa del Estado que a través de sus ramales y trenes desde el año 1.947 comunicaba a mas de  47.000 Kilómetros en todo el País. “UNO DE LOS MAYORES ENEMIGOS DEL PAÍS..”


Para el sector político de la derecha neoliberal, como algunos del peronismo y radicalismo, el ferrocarril era un “enemigo” que generaba un gasto diario, por eso había que privatizarlo… . Así fue, que se vendió y se desmantelo por completo el sistema ferroviario de pasajeros y otros de carga... Pero la historia del desmantelamiento no comienza en los años de 1.990 durante el gobierno peronista de Menem, sino en el año 1.961, durante el gobierno del presidente Radical (U.C.R.I- Unión Cívica Radical Intransigente) Arturo Frondizi, primero, con el “Plan Larkin” ideado por el entonces Ministro de Hacienda Álvaro Alsogaray un ultra derechista liberal, que quería eliminar el déficit, aumentando las tarifas y en menor medida, modernizar el sistema ferroviario. Alsogaray viajó a los Estados Unidos para acordar la llegada del General Thomas Larkin a Argentina, donde tenía que hacer un estudio de los transportes a cargo del Banco Mundial. Así se diseñó el denominado “Plan Larkin”, que consistía en abandonar el 32 % de las vías férreas existentes, despedir a setenta mil empleados ferroviarios, y reducir a chatarra todas las locomotoras a vapor, al igual que setenta mil vagones y tres mil coches, con la idea de que se comprase todo esto en el mercado exterior y se modernizase de una vez los Ferrocarriles Argentinos, ya sea renovando los rieles o renovando el material rodante que estaba en malas condiciones. Los cuadros gremiales se pusieron en pie de guerra al enterarse del plan de reducir la empresa ferroviaria y la política de suprimir ramales. Esto hizo que Alsogaray y el Ministro de Obras Públicas Constantini tuvieran que renunciar a sus cargos en abril de 1961, con lo cual poco de esa política se pudo practicar. Se inició entonces la última etapa, con Arturo Acevedo como ministro de Obras Públicas. En junio del año 1.961 se incorporaron nuevos trenes diésel al servicio suburbano del Ferrocarril General Roca, con lo cual muchos maquinistas y foguistas de locomotoras perdieron sus empleos, lo que provocó paros de protesta. Acevedo era partidario de eliminar todas las líneas que dieran déficit. Clausuró, así, varios ramales, lo que provocó que se inicias en varios paros, entre ellos uno de cuarenta y dos días que se inició el 1 de agosto de 1961, oponiéndose tanto a los despidos como al desguace de material rodante. Sin embargo, al término de la huelga, ningún ramal de los cerrados fue rehabilitado. De esta manera comenzarían las bajas para los “FERROCARRILES ARGETINOS”.


La guerra contra nuestros ferrocarriles, atreves del desmantelamiento y la privatización se hacía cada día, mes y año mas concreta, sin que ningún gobierno invirtiera ni un solo centavo…  


Ya para el año 1.979, el flamante Ministro de Economía Neoliberal José Alfredo Martínez de Hoz, le declaraba la guerra de forma formal a los TRENES ARGENTINOS diciendo: “EL FERROCARRIL ES UNO DE LOS MAYORES ENEMIGOS DEL PAÍS”, al referirse al problema de las privatizaciones de las empresas estatales. Siendo como “un sueño” la privatización del ferrocarril que “nadie” quería comprar… .Aunque logró avanzar en la privatización de los talleres ferroviarios, causando despidos, detenciones y desaparecidos. Ya para comienzo de los 80 y tras el retorno de la “Democracia”, los costos financieros y de endeudamiento de la última dictadura cívica-financiera-eclesiástica-mediática-judicial y militar se comenzaron a sentir, llevando al país a una crisis económica y con una gran inflación. Sin dudas la “falta” de fondos del Estado hacía que la empresa de hierro nacional sangrara cada día mas… . “ACHICAR EL ESTADO, ES AGRANDAR LA NACIÓN”


Para nuestra querida empresa Estatal, la rendición estaba cada día mas cercana y el “sueño” de Martínez de Hoz y otros/as liberales, cada vez mas real. Fue así, que en el año 1.990 el expresidente Peronista y Senador Carlos Saúl Menem, decidió privatizar todas las empresas que administraba el Estado. 


Mientras el Estado se achicaba cada vez mas, la Nación, perdía su memoria y se individualizaba cada día mas. Algunos medios de comunicación hacían de soldados “Gurkas” del menemismo y disparaban sus municiones como, por ejemplo, Bernardo Neustadt el cual decía diariamente: “Doña Rosa Usted..." y nos trataba de explicar que el Estado no debía mantener el sistema ferroviario porque daba pérdida.


Otros “expertos” decían que, de los análisis de demanda efectuados, resulta quela oferta de servicios de transporte ferroviario puede ser reemplazada por el autotransporte de pasajeros mediante la incorporación de nuevas unidades y la redistribución de las existentes...", si, así como lo lee ese Estado destruyó un sistema para favorecer directamente al sector empresarial de camiones y colectivos. “RAMAL QUE PARA, RAMAL QUE CIERRA y PUEBLOS QUE MUEREN…”


La batalla final tras intensos bombardeos de Decretos y leyes, llegaría en el año 1.993, hace ya 30 años!. Dando muerte a Nuestro Sistema Ferroviario que trajo bajas irreparables como: la muerte de 300 Pueblos de toda la Nación Argentina, el despido de 75.000 trabajadores, el fin de los servicios de trenes de pasajeros, el desmantelamientos de sus líneas y talleres y el éxodo de muchísimas familias. Muchos de nosotros, como quien escribe esta humilde nota, apenas jugábamos a las escondidas o salíamos corriendo a esperar ansiosos el paso del tren por Santa Rosa, otros aún no habían nacido y crecieron sin conocer a estos gigantes de hierro que comunicaban a casi todo el Pueblo de la Nación Argentina; otros, quizás, formaron parte y fueron fieles soldados de TRENES ARGENTINOS, que lucharon hasta el final por conservar su trabajo y esta herramienta fundamental para cualquier país del mundo.. .


Otros, también, deben seguir pensando que es sólo un gasto volver a tener nuestros trenes. Pero sin perder la esperanza que algún día, llegue un Gobierno que piense en el Pueblo y estos AMIGOS DE HIERRO vuelvan a resucitar de las cenizas con una reorganización ferroviaria estratégica, siendo el motor de la industria, la economía, crecimiento y comunicación de nuestro extenso País.


“_ Nuestras derrotas lo único que demuestran, es que somos pocos los que luchamos contra la infamia.

Cuando los que luchan contra la injusticia están vencidos, no por eso la injusticia tiene razón.

Y de los espectadores esperamos, que al menos se sientan avergonzados”. Bertolt Brecht.


Investigación periodística de Cesar Gatica


cew - publi.jpg
aca 100 años publi ene 2023 b.jpg
el abuelo rene - abr 2023 - 400.jpg
plex ago 2023_edited.jpg
Parque Acuático - 13-02-2022  (6).jpg
¿Cuál es tu opinión de ésta noticia?
bottom of page